La Era del Carbón


Hoy os escribo sobre una de las novedades de Essen, esta vez de la mano de Ludonova: La Era del Carbón. En este euro se nos plantea la gestión de recursos de una mina y nuestro objetivo es conseguir la mayor cantidad de puntos posible.

 

 

Jugadores: 2-4

Duración: 60-75 minutos

Complejidad: Media

Editorial: Ludonova

Diseñadores: Wolfgang Kramer y Michael Kiesling

Ilustrador: Dennis Lohausen

Edad recomendada: 10 Años en adelante

Diseño y componentes

La Era del Carbón es un juego con un diseño muy cuidado y acorde con lo que representa. En el interior de la caja nos encontramos con un tablero central y cuatro tableros de jugador, que representan nuestras respectivas minas, octógonos y discos de cuatro colores que representan a los jugadores y sus trabajadores, cubos de 4 colores distintos que simbolizan los materiales extraídos de las minas, losetas de cartón que representan las vagonetas, cartas de pedido, dinero en billetes de papel, la flecha del marcador de fase, el marcador para contar mayorías y unos cuantos marcadores para bloquear casillas cuando jugamos a menos de 4 jugadores.

 


Gráficamente me ha cautivado desde el principio. Evoca la revolución industrial a la perfección. No tiene colores estridentes y para mí están combinados correctamente. Los materiales son de muy buena calidad. Los tableros tienen un grosor razonable y los tableros de jugador que contienen el ascensor están dispuestos de tal forma que éste es móvil y su colorido se va oscureciendo conforme vamos profundizando en la mina. Las losetas de cartón también acompañan perfectamente este diseño, en sintonía con los tableros de mina, junto a los que se colocarán. La madera es como en miles de euros, lo normal. Las cartas de pedido son de tamaño mini euro, muy bien ilustradas y en sintonía con los tableros.

 

 

Por poner pegas, los trabajadores están representados por octógonos, y personalmente prefiero algo que sea más humano. En cuanto a los billetes, tengo que decir que es lo que menos me gusta del juego. Desentonan demasiado, son de un material de baja calidad y su color no es el más acertado, por no hablar de que han usado el mismo color para todos los valores. Serían preferibles colores variados y más neutros, no este verde tan estridente y tan poco acorde con el juego. Es una pena ese detalle. Por lo demás el diseño me parece estupendo.

Su precio es razonable y es acorde con el contenido de la caja, muy en la línea de Ludonova. Ronda unos 31 Euros en nuestras tiendas colaboradoras.

¿Cómo se juega?

Como hemos dicho antes en este juego gestionaremos una mina de carbón. El juego se divide en tres fases, que se completarán cuando se acaben todos los trabajadores de los jugadores y hay dos formas de obtener puntos: Por puntuación directa y por mayorías.

Para hacer puntos por puntuación directa deberemos ir completando pedidos. Estos pedidos se adquieren por un draft que se hace al principio, después se irán adquiriendo. Para completar estos pedidos tendremos que ir distribuyendo nuestros trabajadores por las distintas acciones del tablero. Para hacer una acción, simplemente nos basta con poner un trabajador en la acción que queramos realizar y la hacemos inmediatamente. Si la acción que queremos esta ocupada debemos colocar un trabajador más del existente y quitar el que ya estuviera, aunque fuera nuestro. Así, si hay dos trabajadores, tendremos que poner tres. Los trabajadores expulsados se van a la cantina. Cuando se termina la fase recuperamos todos nuestros trabajadores nuevamente.

 


A la izquierda del tablero, nos encontramos con la fábrica de vagonetas en la que tenemos dos acciones posibles. Bien podemos coger una de las vagonetas directamente pagando su coste o bien podemos coger las cinco primeras losetas ocultas y escoger la que nos interese pagando su coste y devolviendo el resto en el orden que queramos al principio o al final de la pila. Cada loseta que compremos se pondrá con sus respectivos materiales encima y una vez vacía la casilla donde estaba la loseta ésta se repone inmediatamente. El jugador que contenga más trabajadores al final de la fase en esta sección del tablero será el jugador inicial en la siguiente fase. Hay que tener cuidado con las losetas que escogemos, porque tenemos de dos tipos: unas iluminadas y otras oscurecidas. Cada una ira a la derecha o izquierda de la mina. Al final de la partida debemos tener el mismo numero de losetas a cada lado. De no ser así se nos restarán puntos por cada loseta de diferencia entre un lado y otro.

 



A la derecha del tablero tenemos la acción dinero, con cuatro lugares. Cada lugar nos da dinero. Cuanto más a la derecha estemos más dinero obtendremos. También tenemos las acciones de pedidos. Podemos coger uno de los pedidos a la vista o robar las 5 primeras cartas de pedido oculto y escoger el que queramos devolviendo el resto de cartas en el orden que queramos. La casilla de pedido que quede vacía se completará con otro pedido que quedará a la vista. Nuestro nuevo pedido se completará cuando tenga todas sus casillas llenas y haya sido transportado.

 


En el centro del tablero tenemos la extracción y el transporte. Si escogemos una de las acciones de extracción, esta se deberá agotar inmediatamente y cualquier movimiento de extracción no usado se perderá. Cuanto más a la derecha estén nuestros trabajadores más número de movimientos conseguiremos. Se considera como movimiento mover el ascensor, pararlo, recoger un cubo de material o soltarlo, ya sea en el almacén o en un pedido. El almacén no tiene límite de almacenaje pero el ascensor se limita a 5 cubos. Si no tenemos un cubo del color deseado para nuestro pedido podemos poner dos cubos cualesquiera. En cuanto al transporte tenemos varios tipos. Cada pedido debe ser transportado por un tipo de transporte, pero si tenemos varios pedidos completos con un mismo transporte y realizamos la acción de ese transporte todos los pedidos se completarán y puntuarán automáticamente.

 


En cuanto a las puntuaciones por mayorías se hacen al final de cada una de las fases. Al final de la primera fase se cuentan cuatro mayorías, cuando acaba la segunda se cuentan las mayorías anteriores y otras cuatro más y con la tercera fase doce mayorías. El jugador que tenga mas elementos de la mayoría específica ganará la puntuacion máxima y el jugador que le sigue la siguiente. En casos de empate los jugadores empatados se llevan los mismos puntos.

 

 


Al final de la partida, por cada 5 marcos se obtendrá un punto de victoria y por cada tres cubos sobrantes se obtendrá otro punto de victoria. En cambio se nos restará un punto de victoria por cada encargo no completado y por cada desequilibrio de galería también se nos restarán dos puntos por cada loseta de diferencia.

 

Conclusiones


La Era del Carbón nos muestra un ejemplo claro de euro de puntuación directa, con algo de mayorías. Es un juego de dificultad media. Creo que puede ser idóneo tanto para el jugador habitual como para el esporádico o iniciado, ya que sus reglas son sencillas de entender y llena lo suficiente como para no aburrir al jugador habitual. Además su duración lo hace mas llamativo, porque al ser bastante corto para este tipo de juegos nos permitirá quitarnos el gusanillo en esas ocasiones en las que estamos escasos de tiempo.

Creo que es una opción muy a tener en cuenta para adquirir. Es un juego de diseño notable, fácil de aprender y con una complejidad para todos los públicos.


{jcomments on}