Imprimir
Categoría: Lex Ludi opina
Visto: 4447

Lex Ludi opina: Star Wars X-Wing

 

X-Wing es un juego de combate de miniaturas que está pegando fuerte en la asociación. ¿Por qué? Pues he aquí una pequeña opinión de los que hemos podido jugar.

 

Lethan: X-Wing es, básicamente, un Wings of War espacial, mejorando algunos puntos negros como los daños o la planificación de maniobras (en X-Wing se planifican los movimientos 1 a 1 y no de 3 en 3). El juego no es ninguna maravilla, pero cualquier fan de Star Wars disfrutará como un enano haciendo "chiun-chiun" mientras reparte laserazos a diestro y siniestro por todos lados.

 

 

Merlín: Yo soy muy fan de Wings of War, qué unido a la saga de ci-fi más famosa de todos los tiempos da lugar a un un gran juego. Los detalles de las naves y que se puedan meter personajes especiales está muy bien. Además, no se hace repetitivo porque admite cualquier número de jugadores (1 por nave si se quiere) y va bien tanto a 2 como a cualquier otro número. Lo único que me tira para atrás es que no es un juego cerrado, y si te gusta acabarás picando y comprando más naves, pero eso ya es culpa mía ;-)

 

 

Ilógico: ¿Hay juegos palomiteros? Si ese adjetivo cinematográfico pudiera aplicarse a los juegos de mesa, su máxima expresión sería X-Wing: el juego de miniaturas. No vamos a pensar profundas estrategias a un montón de turnos vista, ni a gestionar un mazo de cartas, ni a administrar recursos mejor que un ama de casa a fin de mes. Simplemente vamos a mover naves y tirar dados. Y con eso y el ambiente de Star Wars, pasaremos un rato memorable. Porque para eso es este juego: para pasar un rato divertidísimo entre tochaco y tochaco.

 

 

Césarmagala: ¿Siempre has querido meterle un pepinazo a Darth Vader por la misma rejilla? ¿O tal vez te ha seducido el lado oscuro y quieres partirle la boca al pazguato de Luke Skywalker? Pues X-Wing es tu juego. Elige una nave y pilótala, busca la cola de tus rivales y acribíllalos. Lo aprendes en 10 minutos y te da 1 hora de risas, emoción, piruetas y mucho, mucho tema. Un gran juego en el que casi no te importa perder si eres capaz de ver las naves volando y los rayos láser zumbando a tu alrededor.

 

 

JDK: Lo que hace tan bueno a X-Wing es su sencillez: muy divertido, fácil de explicar y te dará largas horas de diversión. Además, no me parece un juego sólo para amantes de Star Wars, porque cuando se lo enseñas a cualquier persona cae rápidamente en las garras del lado oscuro. ¡Qué más se puede pedir! Eso sí, es un juego para gastarte una pasta en todas las naves que han salido y las que saldrán.

 

Cómo podéis ver, no conocemos a nadie que le haga ascos al juego.

 

¡Saludos a todos!