Imprimir
Categoría: Actividades
Visto: 4214

Jugar también es cosa de niños

 

La edad media de los socios de Lex Ludi ronda más o menos la treintena, y entre tanta gente y tantas partida, navegando entre euros friecerebros y wargames, se nos olvida que jugar también es cosa de niños. Por suerte, de vez en cuando se nos presenta alguna actividad que nos lo recuerda. Es el caso de una pequeña jornada que realizamos el mes pasado, en colaboración con una parroquia de la zona que nos pidió que nos acercásemos a enseñarles algunos de nuestros juegos a los niños.

 

 

Y aprovechando que junto a la parroquia hay unos campos de petanca, nos presentamos allí con un Mölkky, dispuestos a disfrutar el maravilloso arte de los bolos vikingos. Sobra decir que se lo pasaron bomba. Tan sólo con la explicación de reglas ya estaban saltando de emoción.

 

 

Cambiamos un par de reglas, eso sí: jugamos en 2 equipos, y no había eliminación de jugadores por tres fallos consecutivos. Así nos divertimos todos mucho más y ninguno se frustró por ir demasiado mal. Estuvimos jugando durante hora y media, partidas tras partida, cambiando los equipos de una a otra. Y aún así, cuando terminamos muchos se quejaron porque querían seguir jugando.

 

 

De vuelta en la parroquia, como todavía nos quedaba un rato para que los niños se fuesen, sacamos unos cuantos juegos desenfadados como Ligretto Dados, Cheeky Monkey o Hands Up. Fillers sencillos y divertidos con el que todos juntos, niños y monitores, disfrutamos un buen rato.

 

 

En definitiva, una actividad muy gratificante y divertida, con un público de lo más agradecido. No dudéis de que volveremos a dejarnos caer por allí para continuar con la evangelización lúdica.

 

 

¡Un saludo!

 

{jcomments on}